El hamster Phodopus Roborovskii

Conocido también como el HAMSTER ENANO RUSO


El Hamster Roborowski, Phodopus Roborovskii 

Es el mas pequeño de la familia de los hamsters. Hamster Roborowski es una pequeña criatura que mide de 4,5 a 5 centímetros en la madurez y pesa solo 20-25 gramos. Tiene las patas más largas que otras especies de hámsters enanos. Está altamente adaptado a las condiciones del desierto, tiene riñones eficientes y produce muy poca orina. El Hamster Roborowski (Phodopus roborovski) es muy activo, sociable, y en cautiverio necesita compañia, en pareja o en grupos pequeños. El pelaje del hámster de Roborowski es marrón y tiene el estómago, las piernas y la cola de color blanca. 

 

Hay una variedad de hámster Roborovski con la cara completamente blanca, que se le suele llamar Husky. 

 

El Hamster Roborovski es omnívoro, lo que significa que necesita tanto verduras como productos cárnicos. Lo que distingue a su pequeño amigo de otras especies de hámsters son las manchas blancas en las cejas y el hecho de que es el mas longevívo, llegando hasta a los 4 años.

El carácter

Hamster Roborowski es muy activo y sociable. Por la noche se vuelve activo y HACE BASTANTE RUIDO. Por esta razon no es aconsejable alojarlo en la misma habitación donde duerme el dueño… Es muy rápido y tímido, así que ten cuidado si quieres atraparlo o jugar con él, si lo coges por sorpresa puede morder. La jaula debe ser lo suficientemente amplia para una pareja o grupo. Es capaz de escabullirse por los espacios más estrechos y sera muy difícil de atrapar si se escapa. El Hamster Roborowski (Phodopus roborovski) necesita un acuario con una capa gruesa de aserrín, papel o virutas. Le gustan los baños de arena y se recomienda comprar arena especial para ellos. Es un jugón nato, y tiene que estar siempre ocupado y para esto hay que comprarles juguetes.

Que come el hamster enano ruso? 

El Hamster roborovskii agradece los granos, a los que puede agregar pequeñas cantidades de nueces, semillas de girasol y galletas sin azúcar. 

En el desierto, se encontraron semillas e insectos en sus refugios. En cautiverio, hay que darle comida especial para hámsters, semillas para aves pequeñas y pocas verduras frescas. Se puede complementar la dieta con pequeños trozos de carne de pollo o comida seca para gatos, dos veces por semana. No hay que olvidarte del agua porque es una parte importante de la dieta. Hay que darles dos porciones al día, mañana y tarde. 

 

Esta prohibido darle de comer cítricos, frijoles secos, guisantes crudos, cebollas, ajos, papas, tomates y cerdo. 

La salud del hamster

Como todos los hámsters, Roborovskii puede contraer resfriados y otras enfermedades procedentes de sus amos. Hay una enfermedad de la que puede sufrir que tiene causas neurológicas y hace que el hámster Roborovskii gire en círculos. Es más común en aquellos hamsters con la cara blanca (Husky). En general, el hámster Roborovskii vive aproximadamente 2 años, pero si esta bien cuidado puede llegar a los 4 años de edad.

La reproducción

Los hamsters Roborovskii o los enanos rusos son capaces de reproducirse a partir de un mes de edad. Luego, después de aproximadamente un mes, las hembras darán a luz a los pequeños bebes, que pueden ser entre tres y seis hermanos. Aunque tengan dientes al nacer, no podrán oír, ni ver. Hay que tener cuidado que la madre no devore a sus bebes, a veces suele ocurrir. Después de tres semanas es aconsejables separarlos de su madre ya que llegan a la madurez a esta edad. No se recomienda hacer cruces con otras razas de hamsters.

Mas cosas…

Sus orígenes son asiáticas, más precisamente mongoles. Fueron vistos por primera vez a fines del siglo XIX por un hombre llamado Roborovski que era teniente en el ejercito ruso y de alli el nombre del hamster. Sin embargo, hasta principios del siglo XX, no se hablaba de estos hámsters. En 1903, un científico ruso, Satunin, escribió algunas cosas sobre los animales Roborovski. Después de la década de 1950, comenzaron a extenderse a otros países fuera de Rusia, inicialmente en Inglaterra, y luego en Francia, Alemania y los Países Bajos. En América del Norte, el hámster Roborovski se expandio hace unos 15 años. También hubo algunos intentos de domesticar especímenes silvestres de hámsters Roborovski, pero no sobrevivieron en cautiverio o no pudieron reproducirse.