El hamster chino

El hamster con cola que hace muchísima compañía


El hámster chino, Cricetulus griseus

El hámster chino (Cricetulus griseus) se origina en el noreste de China. Se domesticó por primera vez en 1919 y como animal de laboratorio se dio a conocer antes que mascota. A mediados del siglo XX, fue utilizado en espectáculos y como mascota. Sin embargo, no es tan popular como otros hámsters, aunque es una criatura encantadora, que tiene el hábito de aferrarse a la mano de su amo con una acogedora soltura, que parece que es su sitio preferido de toda la vida.. Está lleno de personalidad y muy inteligente. Una mascota fabulosa que no suele pesar mas de 45 gramos que tiene luna cola de 1 cmSu aspecto suele ser muy parecido al ratón común y los machos son visiblemente mas grandes que las hembras. Tienen los ojos de color negro y llenos de vida, expresivos y alegres, que están siempre en búsquedas de nuevas experiencias.

Caracteristicas

El hámster chino es muy similar a un ratón, pero sin una cola larga. Tiene un cuerpo largo y delgado, con una pqueña cola. Es una de las seis especies de hámsters que tiene un cierto parecido a una rata. El hámster chino maduro mide 9-11 cm de largo y pesa entre 45 y 50 gramos. Al hamster chino solemos encontrarlo en dos colores: Lo más habitual es encontrarlo en el marrón grisáceo y el marrón rojizo, y de vez en cuando se encuentran algunos ejemplares en blanco y negro. Suelen tener rayas en el lomo y una franja negra desde la frente hasta la cola.

 

 

El temperamento del hamster chino

Una vez domesticado, al hámster chino le gusta, o mejor dicho le encanta de ser acariciado. La relacion con los humanos es muy buena, tardando muy poco en tener confianza total y dejándose acariciados. Puede sentarse un buen rato en la mano de su amo y trepar en cuanto esta aburrido. 

 

Los bebes de los hamsters chinos estarán bastante asustadas al principio, pero se acostumbrarán rápidamente y al final acabamos ser amigos en nada. Los nuevos nacidos de los hámsters chinos suelen ser muy moviditos y por esto es bueno comenzar a jugar con ellos cuando están en la jaula para que no haya riesgo de perderlos. 

 

Sin embargo, su relación con otros hámsters suele ser muy impredecible.  El hámster chino es bastante territorial, especialmente las hembras y por esta razón no se deben de mesclar con otras razas. Se puede mantener solo o junto con otros hámsters chinos. 

La salud del hamster chino

Todas las mascotas, pueden desarrollar enfermedades en ciertos momentos. Las enfermedades más comunes entre los hámsters chinos son:

Piojos y pulgas

Parálisis en las patas traseras 

Tumores

Canibalismo por falta de proteínas. ¡Se suelen comer a sus bebés!

Neumonía

Diabetes

Fracturas óseas 

Comida para el hamster chino

En su habitat, el hámster chino (Cricetulus griseus) come pasto, conchas, semillas y ciertos insectos. Este alimento puede ser sustituido en cautividad, por una mezcla de buena calidad y verduras frescas, grillos o gusanos. 

 

Verduras que se les puede ofrecer: andive, zanahoria, coliflor, pepino, brócoli. 

Frutas que puedes ofrecer: manzana, melocotón, melón, plátano. 

 

Sin embargo, se debe de evitar ofercerles de comer alimentos azucarados (incluidas frutas y verduras con alto contenido de azúcar) 

 

Se deben evitar los siguientes alimentos: 

cítricos, frijoles secos, guisantes, cebolla, ajo, papas, ruibarbo, tomates, frutas dulces, carne de cerdo.

 

Los hámsters, como todos los roedores, tienen dientes incisivos que crecen durante toda la vida. Es por eso que siempre tienes que enterrar algo para tus incisivos. Para este propósito, podemos proporcionar sucursales, abanicos secos, galletas para perros o bloques de minerales en las tiendas especializadas